¿Qué es la masturbación masculina y lo que necesito saber?

¿Qué es la masturbación masculina y lo que necesito saber

¿Qué es la masturbación? ¿Por qué los hombres se masturban? ¿Cuándo es perjudicial la masturbación? ¿Se puede mejorar la masturbación? Mitos sobre la masturbación y cosas que quizás no sepas al respecto.

¿Qué es la masturbación y por qué los hombres se masturban?

La masturbación (onanismo, ipsación, autoplacer sexual) es el logro de la excitación sexual a través de la estimulación manual de los genitales, que puede conducir o no al orgasmo. Es una actividad normal y común.

Hay un chiste que dice que el 98 % de los hombres se masturba y el 2 % restante miente.

Los hombres a menudo perciben la autogratificación como una necesidad física para liberar la tensión, relajarse, escapar del aburrimiento, meditar o como un seguro antes de tener relaciones sexuales planificadas con una pareja para que duren más.

En general, la masturbación es una actividad normal, sana, satisfactoria y segura. Incluso, algunos investigadores afirman que puede mejorar la salud y las relaciones sexuales.

Durante la masturbación, conocemos y descubrimos nuestro cuerpo y lo que nos da placer, y los resultados de esa exploración se pueden compartir con la pareja para mejorar la experiencia sexual.

¿Por qué los hombres se masturban incluso si están en una relación?

De media, un hombre tiene unas 7.200 eyaculaciones a lo largo de su vida, de las cuales 2.000 son fruto de la masturbación. Los hombres se masturban no solo cuando son solteros, sino también cuando tienen una relación y tienen una vida sexual satisfactoria.

¿Porque?

La masturbación no es lo mismo que el sexo con una pareja. El sexo en pareja y la masturbación son dos disciplinas diferentes. Cuando un hombre se masturba, se concentra totalmente en sí mismo y suele tratar de deshacerse de la tensión lo antes posible, de relajarse; no tiene que concentrarse en seducir a su pareja y satisfacer sus necesidades.

Mientras la pareja sea feliz, se sienta amada, deseada y reciba la atención que merece de su pareja, todo estará bien.

¿Cuándo es perjudicial la masturbación?

La masturbación se convierte en un problema cuando un hombre se masturba.

  • Se masturba en público (exhibicionismo).
  • No puede cumplir con sus responsabilidades debido a la masturbación compulsiva (llega tarde al trabajo o no puede cumplir con otras responsabilidades e intereses).
  • Prefiere la masturbación al sexo en pareja (lo encuentra más fácil y menos agotador).
  • Es adicto a la pornografía.

Este último problema también puede ser causa de disfunción eréctil. Un hombre adicto a la pornografía puede estar tan acostumbrado a ver pornografía y excitarse con su propia mano que la estimulación del coito le parece insuficiente, es incapaz de mantener una erección y llegar al orgasmo.

En casos extremos, no puede excitarse en absoluto sin pornografía.

Mitos en torno a la masturbación

Hasta la revolución sexual de la década de 1960, la masturbación se percibía en gran medida de forma negativa, como un tipo de comportamiento sexual inmaduro. Incluso hoy en día, algunas culturas y religiones lo consideran dañino y pecaminoso, lo que puede generar sentimientos de vergüenza y culpa.

Todavía existen muchos mitos y supersticiones en torno a la masturbación. Algunas de ellas nos pueden parecer ridículas en pleno siglo XXI, pero todavía hay individuos que se las creen o asustan a los adolescentes con ellas.

Los más comunes son:

Quienes se masturban pueden tener ceguera, palmas peludas, bajo conteo de espermatozoides, infertilidad, pene encogido, pene curvo, debilidad física o incluso trastornos mentales. Terrible, ¿verdad? Por suerte, nada de eso es cierto.

Por el contrario, la masturbación trae muchos beneficios.

Reduce los niveles de estrés, alivia la tensión, reduce el riesgo de cáncer de próstata, mejora la calidad del sueño, aumenta la concentración, mejora el estado de ánimo y, en ocasiones, alivia el dolor. Y otros beneficios destacables son también la minimización del riesgo de embarazo y la transmisión de enfermedades venéreas.

¿Cómo es la masturbación masculina típica?

La gran mayoría de los hombres se masturba con la mano derecha y con los ojos cerrados. Normalmente, el pene se sujeta con tres dedos de la mano dominante (pulgar, índice y medio) y la mano se mueve rítmicamente a lo largo del mismo, centrándose en la parte más sensible (glande, frenillo).

Las fantasías de los hombres durante esta actividad son variadas: pueden imaginarse a su propia pareja, a un amigo, a un personaje famoso o incluso a una mujer desconocida con la que acaban de cruzarse por la calle.

La mayoría de los hombres han perfeccionado su técnica a lo largo de los años y tienden al orgasmo más fácilmente que la mayoría de las mujeres y, por lo tanto, no tienen necesidad de desarrollar y perfeccionar el arte de la autogratificación.

El único cambio de la rutina establecida es el uso ocasional de la mano no dominante (generalmente para sentirse satisfecho manualmente por otra persona) y frotar los testículos con la mano. Esto es una pena y un empobrecimiento innecesario del mar de otras sensaciones.

Hay muchas más zonas erógenas y formas de aprovecharlas para la autogratificación: el perineo, el año, la parte interna de los muslos, la ingle, los pezones, el cuello, los lóbulos de las orejas y, por supuesto, los labios.

La masturbación también se puede hacer con juguetes sexuales o con una pareja: algunas personas se excitan al ver a su pareja masturbándose, otras se excitan al ser observadas por su pareja.

Datos interesantes

¿Sabías que hay hombres que pueden satisfacerse con la boca? Este método de autoestimulación se llama autofellatio y puede ser practicado por 1 a 2 % de los hombres; el resto no tiene una columna lo suficientemente flexible para esta actividad, ni un pene lo suficientemente largo.

Cómo aumentar el placer durante la masturbación

El método «de principio a fin y rápido» es sin duda popular, pero no aporta nada más que relajación. Para disfrutar al máximo del sexo y del rendimiento sexual, es importante explorar mucho más nuestro cuerpo y nuestras preferencias sexuales.

Aquí hay algunos consejos para pasar de ser un profano en masturbación a (no sólo) un experto:

Tómese su tiempo e intente reducir la velocidad

Acérquese al punto de no retorno, pero deténgase justo antes de llegar a él. Deja que la excitación disminuya un poco y sigue adelante. Y otra vez. Al retrasar el orgasmo, aprenderá a controlarse mejor y durar más durante el sexo. La recompensa será no solo un orgasmo más fuerte, sino también una pareja más feliz.

Cambia tu agarre y técnica

Si eres diestro, prueba con tu mano izquierda Si está acostumbrado a un movimiento de ida y vuelta, pruebe uno circular. Explora el pene milímetro a milímetro en toda su longitud. Es posible que descubras que hay lugares que desconocías de alta sensibilidad hasta ahora.

Involucra lugares que de otro modo podrías descuidar

Nadie duda de la sensibilidad del glande y el frenillo, pero ¿y los testículos? La delicada piel del escroto está entretejida con muchas terminaciones nerviosas sensibles adecuadas para caricias y otros toques. La zona del perineo es ideal para estimular la próstata desde el exterior.

El orificio anal es la puerta de entrada para el mensaje directo de la próstata y el posterior orgasmo impresionante. Si no tiene ganas de usar sus propios dedos, puede elegir entre una gama de ayudas anuales especiales. ¿Sabías que al estimular la próstata puedes lograr un poderoso orgasmo sin tocar el pene?

Puedes conocer más sobre la magia de la estimulación prostática en el artículo Juegos anales paso a paso.

Prueba juguetes sexuales

Deja volar tu imaginación e incluye un anillo vibrador o un Fleshlight en el juego y no olvides un lubricante de buena calidad. ¿Sabías que también existen geles lubricantes fríos o calientes?

Cambiar de posición

Quizás esté acostumbrado a masturbarse mientras está sentado o de pie en la ducha. Prueba algo diferente, como masturbarte de rodillas o a cuatro patas. Acostado boca abajo, puede frotar su cuerpo contra una sábana suave y realizar toda la acción sin la ayuda de sus manos.

No lo olvides.

El sexo es un arte que requiere conocimiento, esfuerzo e imaginación. Para desarrollarse y avanzar, hay que tener una actitud positiva y estar abierto a lo nuevo.